Espectáculos

LA BATALLA

Reconstruir oníricamente la historia de una mujer como tantas, que crió a sus hijos sola mientras su marido buscaba fortuna en América. Setenta años después ¿cuál es la verdadera historia? Retazos de recuerdos, de imágenes clavadas en la memoria y acomodadas para no echar de menos, para sobrellevar la vida. ¿Qué hay de ella en ti? ¿En mí? Buscar respuestas para poder bailar el presente. ¿Qué final te gusta más? Elige el que más te guste y descansa

      PREMIO Especial José María Rodero (XVIII Certamen Nacional) para Directoras de Escena Ciudad de Torrejón      MENCIÓN Especial: Autoría y Puesta en Escena y MEJOR ILUMINACIÓN: VII PREMIOS RÉPLICA de Canaria

(…) Traer a escena el misterio de un ser humano, hacernos compartir la zozobra que ella siente ante ese misterio y releer el mito de Penélope, esto es, mito de la espera: de todo eso ha sido capaz en La batalla Aranza Coello. (…) Una experiencia teatral llena de poesía y de piedad ’(…). (Juan Mayorga)

“La Batalla: memoria del silencio en femenino plural. Honda justicia de la ternura. (Álvaro Tato)

(…)las actuaciones de Aranza Coello, Pilar Duque e Irene Maquieira son absolutamente maravillosas, revelándonos el talento, la inteligencia, el constante trabajo y el infinito amor que hay detrás de esta producción (…) (Culturamas)

(…)la dramaturga, directora y una de las actrices son la misma persona, con esto nos encontramos en la obra “La Batalla”, una creación de Aranza Coello, quien sale airosa de este reto artístico al asumirlo con pasión y entrega (…) (Todosalteatro)

(…)‘La Batalla’ está sobrevolada por una honestidad que la engrandece y vestida por unas interpretaciones que la transforman en poesía escénica. (…) (Todosalteatro)

‘Las actrices Aranza Coello, Pilar Duque e Irene Maquieira hacen una labor interpretativa bellísima. Se colocan en la piel de sus personajes tan naturalmente quefacilitan la comprensión de un texto y una puesta en escena nada fácil. Hacen una danza poética entre presente y pasado onírico’ (Melodijoelapuntador)

‘Una propuesta escénica maravillosa acompañada de una música, vestuario y fotografía exquisita’. (El Bigote Obsceno)